Historia de Cerro Muriano

Cerro Muriano es una localidad española perteneciente a los municipios de Córdoba y Obejo, en la provincia de Córdoba, en Andalucía.

Cerro Muriano, en la época del emperador Tiberio debió de convertirse en una de las poblaciones o distritos mineros más relevantes de la Bética.

El nombre de la población puede proceder etimológicamente de varias palabras: Cerro de la Muerte del latínMorituri por el elevado número de mineros que morían al estar la mayoría de ellas inundadas. Otro origen podría ser el de “mur muris” (roedor) por el elevado número de dichos animales.

Cerro Muriano, despertó el interés de investigadores y científicos en el último tercio del siglo XIX, momento en el que la Córdoba Copper Company Ltd comienza la explotación.

Durante la II República, el entonces Ministro de Guerra, Manuel Azaña, adquirió para el Estado los terrenos que actualmente ocupa la Base Militar de la BRIM X. Dicha base ha sido muy conocida por generaciones de españoles que realizaron el servicio militar allí.

Desde el año 1929, tras la decisión de la Córdoba Copper Company Ltd. de abandonar la explotación minera en la zona, provocada por la caída del precio del cobre en la Bolsa de Londres, tuvo su máxima expresión con el cierre del Pozo de San Rafael. Cerro Muriano perdió su principal recurso económico.

Las distintas intervenciones y estudios arqueológicos que se han llevado a cabo en la localidad desde mediados de la década de los 90 en el Cerro de la Coja, no han hecho sino poner de manifiesto la relevancia de este yacimiento arqueológico.